¿Una herramienta para todo (closed BIM) o varias herramientas que pueden conectarse (open BIM)?

En esta era digital en la que hay un nuevo software innovador que ve la luz cada día, uno puede sentirse abrumado. Aunque en nuestra vida personal esto puede parecer atractivo y divertido, a nivel profesional puede ser un verdadero dolor de cabeza elegir la herramienta o herramientas adecuadas. El sector de la construcción no es una excepción a esta tendencia cuando se trata de BIM (Building Information Modeling) o VDC (Virtual Design and Construction). Las empresas prefieren comprar el software que responda a la mayoría de sus problemas, pero ¿Es ese el camino a seguir? ¿Es mejor utilizar una herramienta para todo o varias herramientas conectadas? 

Closed BIM y sistemas cerrados

Para los usuarios cotidianos de software BIM, esta cuestión puede parecer trivial: por supuesto, no es posible utilizar una sola herramienta. Del mismo modo, como un equipo de proyecto tiene varios miembros, cada uno con su campo de experiencia, cada solución tiene sus propias especificidades para ofrecer el resultado deseado. Y como hay tanta variedad de interesados, no puede haber un solo software de construcción que se adapte a los diseñadores, ingenieros de obra, jefes de proyecto, facility managers, aparejadores, etc. 

Para los responsables de la toma de decisiones, esto no es tan fácil. Algunos programas informáticos BIM cuentan con un amplio panel de funciones y podrían sostenerse por sí solos. Puede que esas características no funcionen a la perfección, pero son lo suficientemente buenas como para mantenerse, y tienes una cosa menos que investigar. Pero pregúntese: ¿Será su equipo capaz de trabajar eficazmente con esas «características suficientemente buenas»? ¿Le aportará esta herramienta el suficiente rendimiento de la inversión? Tener un software BIM que hace mucho (BIM cerrado) significa que la interfaz es cada vez más compleja y, por lo tanto, hay un mayor riesgo de que no sea adoptado por sus usuarios y, en consecuencia, no aporte todo su potencial. 

Así que tener un solo software no es sostenible. Al fin y al cabo, ¡Hasta una navaja suiza puede ser difícil de usar! Pero tener un software para cada cosa a través del cual no se pueda extraer o compartir información con facilidad será una gran pérdida de tiempo. Tomemos de nuevo el ejemplo del equipo de proyecto: Imagina que eres un director de proyecto con tu arquitecto, tu ingeniero de instalaciones y tu ingeniero de estructuras. Todos ellos están solos en una habitación, sin ventana, de modo que no pueden verse entre sí. Como PM necesitas información de todos para construir el activo, así que los visitas. Cada vez que cierras la puerta, surgen nuevas preguntas, por lo que tienes que hacer muchas idas y venidas antes de tener la solución final ¿No sería más sencillo tener ventanas entre las salas para que puedan intercambiar información? El principio de BIM es contrarrestar esta segmentación en el sector de la construcción ¿Por qué no iba a ser lo mismo con nuestro software?

 

Fuente: Logical Imagination

 

Open BIM y sistemas integrados

Organizaciones internacionales como buildingSMART ya están trabajando para que exista un lenguaje común a través de las normas IFC (Industry Foundation Classes) y BCF (BIM Collaboration Format). El lenguaje puede compararse con lo que ocurre cuando la información pasa por la ventana. Pero ¿Qué pasa con la ventana en sí? ¿Cómo podemos construirla y cómo se puede contextualizar? Ahí es donde entran las empresas de software. Tienen que asegurarse de que la herramienta que están desarrollando puede comunicarse con el mundo exterior. Algunas empresas de software prefieren desarrollar soluciones dentro de su propio entorno, lo que llamamos BIM cerrado. Pero a diferencia de otros sectores, como el aeroespacial, en la construcción se entrega un activo en evolución que utilizarán multitud de personas diferentes. Así que volvemos a nuestra primera deducción, es decir, no puede haber un software para todos los interesados. 

 

Varias herramientas que pueden conectarse

El tema que estamos tratando es la interoperabilidad. Al disponer de herramientas que pueden comunicarse, se crea un ecosistema de software BIM potente y ya no se pierde tiempo en transferir los datos o incluso en transponerlos. Pero como usuario, ¿Cómo puede saber que el software que está evaluando puede integrarse en su caja de herramientas actual? Pregunte al proveedor si la solución dispone de API (interfaz de programación de aplicaciones) y si tiene ejemplos de integración. Una API es un conjunto de funciones y procedimientos que permiten acceder a los datos de una aplicación. Una API abierta y bien documentada es la clave de un ecosistema BIM sostenible. Por tanto, la API puede compararse con las ventanas mencionadas anteriormente.

 

Ejemplo de la documentación de la API de Bimsync

 

Algunos pueden preocuparse por el coste global de tener muchas herramientas. En efecto, los gastos generales y los beneficios son tan ajustados como complejos son los proyectos. Pero si eliges bien todas ellas ahorrarán tiempo a tu equipo y optimizarán tus procesos de trabajo y, por tanto, tu margen. Si lo comparamos de nuevo con el equipo del proyecto como director ¿No se alegraría de invertir en un aparejador que se encargue de todos los contratos para que su ingeniero de obra se centre en la seguridad y el progreso en el lugar? Del mismo modo, si cada miembro del equipo aporta valor, un software BIM potente y comunicativo lo hará. 

El último punto es que las empresas de construcción son cada vez más innovadoras y digitalizadas, los desarrolladores de BIM se contratan ahora para hacer frente a los retos que tiene por delante el sector. Estos últimos necesitan otras herramientas además del software. También necesitan datos y líneas de código para poder optimizar las tareas repetitivas entre el resto del equipo. La API es la solución que buscan. La API les permitirá ayudar a otros miembros del equipo, pero también ser creativos y desarrollar más allá de lo que está disponible para el resto del mercado.

 

Fuente: Task

 

Nuestro sector segmentado (la industria AECO) está cambiando lentamente hacia la tecnología gracias a la noción y la estandarización BIM. El lenguaje común ya se ha desarrollado bastante bien. La cuestión ahora es ¿Se quiere seguir en un ecosistema segmentado de software, o se quiere empujar a las empresas de software a abrir sus soluciones para poder tener un flujo de datos sin fisuras? 

La apertura es un valor fundamental en Catenda, esa es una de las razones por las que nuestro producto Bimsync Arena se basa en el BIM abierto y en las API abiertas, con la documentación completa disponible en nuestro sitio web. Nosotros, en Catenda, creemos en ser parte de un ecosistema más amplio mediante la integración con otro software, como VRex o FusionLive. También creemos que nuestros clientes deben ser los únicos propietarios de sus datos y les permitimos acceder a ellos utilizando nuestra API. Esta flexibilidad es lo que nos hace únicos porque, además de ser una plataforma sencilla y potente, permitimos a los clientes construir capas adicionales en función de sus necesidades. 

 

Bianca Giorsetti, Director regional de los países de habla francesa en Catenda.

 

Lee el artículo en inglés aquí.

Consent Management Platform by Real Cookie Banner